....

Los fuegos repentinos tienen un flujo de calor de aproximadamente 84kW/m2 y, por lo general, duran menos de tres segundos. Utilizar indumentaria ignífuga que extinga de manera automática el fuego puede brindar a los trabajadores el tiempo que necesitan para escapar y reducir considerablemente las lesiones por quemadura. Nuestras prendas brindan protección inmejorable contra estos peligros gracias a las propiedades ignífugas de las telas con las que están confeccionadas. Garantía de calidad bajo las normas NFPA 2112, NFPA 1977, NFPA 1971.