Arco eléctrico, fuego repentino, metales fundidos y soldadura

Conozca los peligros

La elección de la tela ignífuga correcta para su programa depende del conocimiento sobre los peligros que enfrentan sus trabajadores, además de las normas del sector establecidas para tales exposiciones al peligro. Realice tres pasos básicos para asegurarse de estar realizando una evaluación adecuada de los diversos tipos de telas ignífugas.

 

 

 

PASO 1


Identifique los peligros potenciales

Los peligros singulares tienen características diferentes considerables. Es por eso que los resultados de las pruebas para cada peligro no guardan relación directa unos con otros, ni se correlacionan con el rendimiento en el campo. Los resultados de las pruebas de fuego repentino no deben sustituirse por las pruebas de arco eléctrico al evaluar los productos. Sea precavido con los fabricantes de fibras o telas que intentan realizar comparaciones entre estos dos peligros.

 

PASO 2


Identifique las normas consensuadas del sector para la exposición

Se han desarrollado diferentes normas del sector para las pruebas eléctricas arco eléctrico e fuego repentino. Para los arcos eléctricos, ASTM ha desarrollado el método de prueba F1959, que muestra una clasificación de los arcos. La norma NFPA 2112 se creó para los empleados que trabajan en ambientes donde existen peligros potenciales de fuegos repentinos.

 

PASO 3


Asegúrese de que la prueba se realiza en laboratorios independientes

Realizar este paso ayudará a garantizar que se están produciendo datos imparciales y científicamente válidos. Las empresas que tienen un interés en la actividad de las prendas ignífugas pueden desarrollar pruebas útiles e interesantes. En última instancia, no existe sustitución para la información generada en un laboratorio independiente.