....

SOLDADURAS Y METALES

Cuando hablamos de protección contra salpicaduras de metales fundidos, calor radiante y las chispas producidas por las soldaduras, la característica principal de la indumentaria radica en dos factores críticos: la tela debe ser ignífuga y debe repeler el metal fundido.

De manera que no arda al contacto con la fuente de calor y en el caso específico de exposición a metales ferrosos fundidos, la tela debe demostrar su capacidad de repelerlos de su superficie, evitando que se adhieran.

Nuestras prendas están confeccionadas por telas que poseen la capacidad exclusiva de repeler las salpicaduras de metales incandescentes. Si bien es posible que se produzca cierta carbonización, las propiedades de resistencia al fuego de los tejidos evitarán la ignición y la combustión continua. El algodón no ignifugo puede repeler los metales ferrosos y la soldadura; sin embargo, el potencial de ignición y combustión continua es muy alto, lo cual aumenta la posibilidad de lesiones. Garantía de calidad bajo las normas ISO 11611  e ISO 11612.